There are 3 comments

  1. marielos

    Hola Jacinta. Este video lo vi hace algún tiempo y me pareció muy bueno. Sin embargo el verdadero reto es donde encontrar ese tipo de establecimientos que sean diferentes pero mas importante aún, accesibles. De hecho no se siquiera si existen en Guatemala o El Salvador. Yo vivo ahora en México y me da risa como dan grandes discursos sobre la no memorización en la educación y después veo las tareas que le dejan a mi hijo en donde de nuevo le piden que memorice, entonces se sigue cayendo en lo mismo. Pero esto no pasa solo aquí, pasa también en Guatemala, en donde se diseñan mejores currículos, se piensan en mejores textos pero no se verifica que el cambio de verdad se de. En fin, mucho para discutir. Yo por lo pronto hago lo que puedo, no dejar que mi hijo crea que lo que le están enseñando en la escuela es la única verdad y lo invito a que dibuje, invente y juegue con lo que el quiere.

    Like

    1. Jacinta Escudos

      Creo que esto pasa no sólo por una modificación radical del concepto educativo sino de un cambio de actitudes que incluso trasciende la escuela. Pienso sobre todo en los espacios creativos-artísticos: bailar, cantar y pintar son actividades que les ponen a los niños como juego, y así esperan que sea por el resto de sus vidas, es decir que se vea como un hobby y no como una forma de vida “porque eso no es una profesión decente o seria”. Los que sobrevivimos a esa programación, cuando somos adultos y decidimos dedicarnos a algo relacionado con lo artístico, nos la vemos de a cuadritos para ganarnos la vida después, siendo que el arte es una opción de vida, y no un hobby. Pero eso es porque la sociedad completa lo concibe de esa manera (el arte como pasatiempo, algo no serio). Por lo tanto, tener establecimientos educativos que cambien a lo interno su concepto de formación, sin que eso trascienda a la sociedad, se convierte en un esfuerzo aislado que puede o no funcionar luego para el sujeto en la sociedad, o funcionará pero con muchas trabas.
      Creo que si se le permitiera a la gente escoger desde niños lo que quieren ir haciendo y no se les reprimiera la creatividad, tendríamos menos gente frustrada y sociedades mucho más sanas mentalmente.

      Like

Comments are closed.