Month: July 2011

The Book Cover Archive

  No cabe duda que una de las cosas que hacen atractivo al libro, como objeto, es la calidad de su edición. Y dentro de ello, el primer golpe de ojo que ocasiona una portada es vital para que un lector tome un libro de entre los cientos que pueden ofertarse en una librería. Muchas veces nos hemos visto seducidos a comprar un libro por su portada, aunque el autor o el contenido no sean precisamente los mejores. Lo ideal por supuesto, es una combinación de buen contenido con buena edición. En fin, aquí un blog dedicado exclusivamente a cubiertas de libros de autores y editoriales conocidos y desconocidos. The Book Cover Archive.

“No sabemos nada y eso es lo fascinante”, Wislawa Szymborska

A menudo, cuando voy a algún sitio, me ponen un micrófono en la boca, porque ha sucedido algo en cualquier parte del mundo, y me preguntan: ‘¿Qué piensa usted sobre esto?’. Siempre respondo lo mismo: ‘Tengo que pensarlo’. ‘No, no -me dicen-, lo necesitamos ahora.’ ‘Necesito tiempo para reflexionar sobre ello, tal vez mañana pueda responderles.’ ¡Y nunca lo aceptan! Que alguien se tome un día para pensar qué dice sobre algo importante está fuera de su lógica. Hay mucha gente que acepta dar esa respuesta inmediata, y a menudo se trata de frases estúpidas. Soy de esas personas que todavía creen que todo debe ser pensado un poquito, y que la primera impresión no siempre es la más acertada, la más coherente y la mejor. De hecho, escribo de la misma forma: tengo que andar, pensar, darle vueltas, ir de un sitio a otro…”. Entrevista completa con Wislawa Szymborska en Magazine.

¿Arte o crueldad?

Advertencia: Si usted es de sensibilidad delicada, le recomiendo no leer la columna de hoy (o puede saltarse los siguientes 6 párrafos), porque tengo que arrancar con unas descripciones bastante desagradables. No quiero perturbar su apacible día domingo. Katinka Simonse es holandesa. Su nombre artístico es “Tinkebell”, similar al hada que acompaña a Peter Pan, sólo que sin la “r”. Simonse se dio a conocer en el 2004 con un proyecto llamado “Mi queridísima gata Pinkeltje”. El evento consistió en torcerle el pescuezo a su gata y despellejarla luego con sus propias manos, para utilizar la piel de la víctima y convertirla en una cartera. Interrogada sobre los motivos de este acto, Simonse dijo que la gata estaba enferma y que de todos modos iba a morirse, así es que le pareció que lo mejor era que el animal muriera por su propia mano. ¿Pero hacer una cartera con la piel de la gata? Explicó que era para tener a su animalita siempre con ella. Luego se dedicó a dar talleres donde explicaba cómo torcerle …

Literary homes

El periódico The Telegraph compartió esta serie de casas de escritores. Entre ellas están las de Agatha Christie, las hermanas Brönte, Jane Austen, Henry James y la que ilustra esta entrada, la casa donde se supone nació y creció William Shakespeare. Literary homes – Telegraph.

El espejismo generacional

La distancia del mundo que concede la vejez permite ver las cosas de otra manera. Se puede ser un cascarrabias, como lo fueron un puñado de autores insignes, pero alcanzar también una lucidez fruto del reconocimiento de los propios errores y del abandono de todo espíritu de clan y afán de competencia. El creador, enfrentado a la cercanía de su desaparición física, no rivaliza ya con nadie; ve las cosas y su vida a distancia; elude la trampa del espejismo generacional y del “localismo temporal” del que habla Azaña. Sabe que la historia coloca a cada cual en el lugar que le corresponde: al innovador rebelde en el suyo, y a quienes confunden creatividad con éxito de ventas o visibilidad mediática en la plenitud de su nada. Juan Goytisolo: El espejismo generacional.

De Alaska, Horacio Castillo

El ojo de la foca -mi amuleto- me llevará hasta el oso blanco. ¿Hay algo más bello que perseguir al oso blanco en el océano blanco? Hace muchos sueños que sigo sus rastros, estas pisadas en la nieve que el viento borra y no llevan a ninguna parte; y los ojos, de tanto mirar, ya han dejado de ver. Pero a veces, en la inmensa blancura, he creído escuchar una especie de lamento, un bostezo no parecido al de ninguna otra criatura viviente; y cuando aparecen los primeros pelos de la sombra y el sol sangra cada vez más hasta desaparecer, alguien ha visto una silueta sobre la ladera convirtiendo la noche en el día, la oscuridad en luz. Ahora se ha agotado el aceite de la lámpara, las estrellas emigran hacia la tierra del caribú y los hombres, excitados, colocan las trampas, esperan la presa que se oculta para mostrarse. ¿Qué es ese resplandor en la escarpada colina? Tres veces he frotado el ojo de la muerte, tres veces prometí las vísceras a los …

El extranjero de Albert Camus: posibles ilustraciones

Uno de los libros que más he releído en la vida es El extranjero de Albert Camus. Según las anotaciones de mi muy amarilla edición de 1984 de Alianza Editorial, la he leído 5 veces. La primera vez, en 1980, no fue en este preciso ejemplar que tengo desde el 85, sino en uno prestado. En estos días lo saqué del estante de mis libros de cabecera, lo abrí y me volví a enganchar. Voy, pues, por la sexta relectura. Afortundamente mi memoria es tan corta que eso me permite volver a leer un libro y sentirlo como si fuera nuevo. O acaso, eso es lo que hace a un libro (o a un texto) bueno: que en cada relectura te dice cosas nuevas, te hace percibir cosas que antes pasaste por alto. Casualmente descubrí ayer en The Guardian esta serie de ilustraciones basadas en la novela. Son los finalistas de un concurso para ilustrar una nueva edición de El extranjero que hará la Folio’s Society. Hay varias muy buenas que captan bien ese aire …

Discurso de aceptación del Premio Nobel, Ernest Hemingway

  Carente de toda habilidad para pronunciar discursos y sin ningún dominio de la oratoria o la retórica, agradezco a los administradores de la generosidad de Alfred Nobel por este Premio. Ningún escritor que conoce los grandes escritores que no recibieron el Premio puede aceptarlo a no ser con humildad. No es necesario hacer una lista de estos escritores. Todos los aquí presentes pueden hacer su propia lista de acuerdo a su conocimiento y conciencia. Me resultaría imposible pedir al Embajador de mi país que lea un discurso en el cual un escritor diga todas las cosas que están en su corazón. Las cosas que un hombre escribe pueden no ser inmediatamente perceptibles, y en esto algunas veces es afortunado; pero eventualmente se vuelven claras y por estas y por el grado de alquimia que posea, perdurará o será olvidado. Escribir al mejor nivel, es una vida solitaria. Organizaciones para escritores mitigan la soledad del escritor, pero dudo que mejoren su escritura. Crece en estatura pública a medida que se despoja de su soledad y …